El Consejo Municipal de Gestión del Riesgo, que se reunió anoche  y fue presidido por el alcalde Wilmar Barbosa Rozo, aprobó la declaratoria de calamidad pública, cuyo decretó se expedirá en las próximas horas, con el fin de adelantar acciones e inversiones para solucionar los estragos y afectaciones producidas por la ola invernal en  diferentes sectores de Villavicencio.

El mandatario municipal explicó que la calamidad pública permitirá la asignación inmediata de recursos y la ejecución de las obras que se requieran, así como el pago de arriendo a aquellas personas que lo perdieron todo y que no tienen donde vivir como consecuencia de las lluvias e inundaciones.

Por su parte, Juan Carlos Guzmán, jefe de la Oficina Municipal de Gestión del Riesgo, precisó que de acuerdo con el reporte oficial de la Policía, se confirmó el fallecimiento por inmersión de dos personas,  al parecer habitantes de calle que se hallaban debajo de un puente a orillas del caño Maizaro, en el barrio el Milagro, y que al parecer se resbalaron y cayeron al lecho del afluente.

El funcionario confirmó que las inundaciones producidas en los barrios Brisas del Guatiquía, La Lambada y Las Delicias se produjeron por el desbordamiento del caño Parrado, destruyendo el jarillón y dejando las siguientes afectaciones parciales:

Siete viviendas destruidas totalmente, 20 viviendas  destruidas en un 50 por ciento y otras 250 casas afectadas por lodo y material de arrastre que produjo la pérdida de enseres.

Además, se han censado  415 familias damnificadas y 1.062 personas afectadas, más seis heridos, de los cuales tres fueron remitidos a centros hospitalarios y ya fueron dados de alta.

Hoy (lunes) y con acompañamiento de los organismos de socorro, el Gobierno ‘Unidos Podemos’ continuará las labores de diagnóstico en diferentes sectores afectados y la entrega de ayudas a la comunidad.

Otras zonas afectadas que se encuentran en proceso de verificación son los barrios Venecia y  Siete de Agosto, donde por creciente del caño Maizaro hubo evacuaciones preventivas;, en el sector del hogar San Camilo por creciente del caño La Cuerera, en La Reliquia por desbordamiento del caño Maizaro, afectación en la vía a la vereda El Carmen, en la reserva Buenavista donde se afectó un puente sobre el caño Blanco, y la caída de 20 árboles en diferentes sectores y otras afectaciones que se atendieron en el caño Parrado en el sector  de La Pradera y el barrio el Triunfo, el río Ocoa en el barrio La Isla, en el Trece de Mayo, San Carlos, El Milagro, San Antonio y el caño la Cuerera en Valles de Aragón.

El alcalde Barbosa Rozo confirmó que ayer (domingo) se contó con maquinaria del Ejército, la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, la Gobernación del Meta y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV), con la que se efectuó limpieza de lodo y escombros en el barrio Brisas del Guatiquía, y se intervino especialmente la desembocadura del caño Parrado en el río Guatiquía, en donde se construyó un jarillón de 50 metros de largo, 4 de ancho y 2 metros de alto, para evitar nuevas inundaciones en ese mismo barrio.

Por otra parte, la EAAV reportó daños menores en la denominada ‘fuentes altas’ que ya fueron arreglados, mientras que el acueducto principal de la ciudad tiene operación normal.

El Gobierno ‘Unidos Podemos’ ratificó que a través de la Cruz Roja Seccional Meta coordinará la recepción y entrega de ayudas, tales como alimentos no perecederos, colchones, cobijas, ropa nueva, calzado nuevo, medicamentos y elementos de cocina, para los damnificados por el invierno.

Finalmente, el alcalde Wilmar Barbosa Rozo agradeció el apoyo y compromiso decidido de la Defensa Civil, el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, la Cruz Roja, la Gobernación del Meta, la Corporación Ambiental Cormacarena, la Policía y el Ejército Nacional, a los que catalogó como verdaderos héroes en las acciones emprendidas para enfrentar el impacto del invierno en diferentes zonas de la ciudad

DEJA UNA RESPUESTA