Desde hace tres semanas, el brote de fiebre aftosa tiene el alerta a ganaderos, organismo del Gobierno y empresas de comercialización en Colombia, luego de que se detectara foco de brote de fiebre aftosa el foco en Arauca, afectado a bovinos con esta enfermad no transmisible en los humanos pero que sí afecta a otros animales (porcinos y ovinos).

A causa del brote, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) declaró cuarentena los departamentos de Arauca, Cundinamarca, Santander, Boyacá, Caldas y Antioquia “Con el fin de hacer la vigilancia activa y erradicar la enfermedad detectada en el marco de la emergencia sanitaria nacional declarada desde el pasado 28 de junio, la cual permite a la Entidad agilizar los procesos administrativos y técnicos necesarios para controlar y erradicar de manera más eficiente el virus, y tomar acciones como la movilización de recursos técnicos y científicos”, explicó la autoridad sanitaria.

De igual forma, el ICA solicitó a los ganaderos que sigan reportando signos clínicos sospechosos en sus animales, de manera que la entidad pueda enviar sus técnicos para  la revisión y la recolección de las muestras que luego son llevadas al laboratorio y que solo se puede detectar la fiebre aftosa mediante un diagnostico con pruebas de laboratorio especializado.

Desde el año 2009, no se había registrado ningún caso de brote de fiebre aftosa en el país, y que fue declarado libre de aftosa, gracias a un plan de vacunación. Según el ministro de Agricultura, Aurelio Iragorri, en Colombia se han vacunado 2 millones 500 mil animales, que corresponde al 98% de ganado en el país para combatir estas enfermedades.

¿Qué es fiebre aftosa?

De acuerdo a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), la fiebre aftosa vírica grave del rebaño, sumamente contagiosa y afecta principalmente a los bovinos y porcinos, como también a los ovinos, caprinos, entre otros son susceptibles a esta enfermedad.

¿Afecta a salud pública?

La fiebre aftosa no es una enfermedad transmisible en los seres humanos, ni tiene ningún efecto negativo en los mismos.

Síntomas de la enfermedad

La fiebre aftosa se caracteriza por fiebre y úlceras en forma de ampollas en la lengua y labios, en la boca, en las ubres y entre las pezuñas. Ocasiona graves pérdidas de producción y aunque la mayoría de animales afectados se recupera, la enfermedad a menudo los deja debilitados.

Esta enfermad solo puede ser diagnosticas mediante pruebas de laboratorio especializadas.

¿Cómo se trasmite la fiebre aftosa?

Este virus se encuentra en todas las excreciones y secreciones de los animales infectados y puede estar presente en la leche y el semen durante 4 días antes de que el animal muestre signos clínicos de la enfermedad.

Los animales infectados liberan, entre otras cosas, una gran cantidad de virus en forma de aerosol y pueden infectar a otros animales por via respiratoria u oral.

¿Cómo prevenir la enfermedad?

La protección de los países, áreas o zonas libres de fiebre aftosa podrá mejorarse mediante la vigilancia y controles estrictos de las importaciones y los desplazamientos de animales en las fronteras.

Es esencial que los propietarios y productores pecuarios mantengan prácticas eficaces de bioseguridad para prevenir la introducción o propagación del virus. Las medidas recomendadas en las explotaciones comprenden:

– control del acceso de las personas y equipos al rebaño;

– control de la introducción de nuevos animales en un rebaño existente;

–mantenimiento de la higiene de corrales, edificios, vehículos y equipos utilizados para el rebaño;

–seguimiento y control y notificación de la enfermedad eliminación adecuada del estiércol y de las canales.

DEJA UNA RESPUESTA